La enfermedad periodontal es una afección que puede afectar de manera grave a toda la cavidad oral. Los motivos por los que se produce son diversos, puede deberse a factores genéticos, malos hábitos de alimentación o falta de una rutina de higiene oral adecuada.

En este post te cuento qué es la enfermedad periodontal y cómo puedes prevenir su aparición.

¿Qué es una enfermedad periodontal?

Se entiende por enfermedad periodontal la afectación patológica de las encías, existiendo fundamentalmente dos tipos: la gingivitis y la periodontitis. La primera es un proceso inflamatorio de las encías y la segunda un agravamiento de este proceso que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes hasta el punto de provocar su caída.

La causa fundamental es una mala higiene dental, lo que favorece la formación de la placa bacteriana y el sarro por debajo de la línea de la encía.

Causas de la enfermedad periodontal

Nuestra boca tiene gran número de gérmenes en su interior. La gingivitis se produce por el depósito de estas bacterias sobre las encías, lo que se denomina placa bacteriana. Cuanto mayor es la placa bacteriana mayor es la gravedad de la gingivitis. La gingivitis puede producirse por:

  • Una mala higiene oral que permite que las bacterias que se depositan en las encías sean muy abundantes. 
  • Factores genéticos.
  • Consumo de tabaco.
  • Estrés.
  • Por diversas enfermedades, como la diabetes y el SIDA.
  • Una dieta pobre en alimentos frescos.
  • Por el consumo de determinados medicamentos.

La enfermedad periodontal o periodontitis es la evolución natural de la gingivitis si no es tratada adecuadamente.

¿Puede prevenirse la inflamación crónica de las encías?

La mejor prevención ante cualquier problema dental es una correcta y frecuente higiene oral, con el cepillado de los dientes después de cada comida y la realización de limpiezas dentales periódicas por parte del dentista.  En general se recomienda:

  • Cepillarse los dientes un mínimo de 2 veces al día y durante 2 minutos cada vez.
  • Utilizar colutorios bactericidas al menos una vez al día.
  • Abandonar el consumo de tabaco.
  • Realizar una dieta saludable.
  • Hacerse 2 limpieza dentales anuales.