¿No te gusta tu sonrisa? ¿Crees que es tarde para corregirla? La Ortodoncia invisible puede ser la solución perfecta para ti y tu dentadura.

 

Una sonrisa bonita con unos dientes blancos y alineados es el sueño de la mayoría de personas, pero no siempre es fácil conseguirlo. Tu sonrisa necesita mimos y cuidados para mantenerse sana y en buenas condiciones. En este post hablaremos de una de las alternativas más de moda a la hora de mejorar la colocación de nuestra dentadura: la ortodoncia invisible. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la Ortodoncia Invisible?

Se trata de la alternativa al tratamiento de ortodoncia convencional, los conocidos brackets metálicos. Este sistema consiste en la colocación en la boca de férulas o alineadores transparentes con el objetico de solucionar problemas bucales como el apiñamiento de dientes, diastemas, sobremordida, entre otros.

Estas piezas son fabricadas con materiales plásticos y flexibles, diseñados con tecnología 3D que permite crear la simulación virtual de la dentadura y controlar su evolución durante el tratamiento.

La ortodoncia invisible es la mejor opción para aquellos pacientes que quieren mejorar el aspecto de su sonrisa sin renunciar a la estética.

Ventajas de la Ortodoncia Invisible

  • Discreción. No se nota que llevas un aparato puesto, ya que se trata de una férula transparente fabricada con materiales plásticos por lo que los demás no notarán la presencia de la ortodoncia en tu boca.
  • Di adiós a los roces, las llagas y heridas que causaban los Brackets.
  • Facilidad de higiene dental. Al ser removible, puedes retirar la férula para comer, durante el cepillado, etc.
  • Fabricada a medida. La férula de plástico se personaliza para cada paciente gracias a la tecnología virtual 3D.
  • Menor riesgo de sufrir patologías como: gingivitis, manchas en las piezas dentales, caries…

Tipos de Ortodoncia Invisible

  • Ortodoncia lingual

En este caso los aparatos son por lo general fijos, los brackets más pequeños que los convencionales y se colocan por detrás de los dientes de modo que no se pueden ver desde el exterior. Los aparatos se diseñan a medida de cada paciente con la ayuda de un programa informático de diseño en 3D. Una ventaja añadida es que no causan ningún tipo de daño en el esmalte de la parte frontal de los dientes (descalcificación y manchas) como consecuencia de la presencia y la acción de los aros y los brackets.

  • Invisalign

Sin duda, la opción más cómoda y fácil de usar. En este caso los aparatos están formados por dos férulas transparentes de material plástico que se colocan en cada dentadura, superior e inferior. La gran ventaja frente a los Brackets es que resultan casi imperceptibles y, además, se pueden extraer para comer, usar el hilo dental, lavarse los dientes…

Las férulas se cambian aproximadamente cada dos semanas y en su interior se depositan unos alineadores del mismo material, que son los que ejercen la presión sobre los dientes para recolocarlos hacia la posición deseada.