¿Te duele la boca? ¿Tienes sensibilidad dental? Todo indica que puedes tener alguna caries en una de tus piezas dentales. La caries es una de las afecciones más comunes y afecta tanto a niños como a adultos,  sin embargo, suele pasar inadvertida para la mayoría de nosotros.

La caries dental es uno de los problemas bucales más habituales y su tratamiento dependerá de la extensión de esta. Las revisiones habituales en el dentista permiten identificar la presencia de caries y otras afecciones dentales antes de que causen problemas más severos y tratamientos más invasivos para nuestra boca.

Es importante iniciar el tratamiento cuánto antes, ya que  cuando la caries aparece esta destruye todos los tejidos duros del diente. Empieza desde la capa más externa, el esmalte, pero sigue su camino de erosión hacia las zonas más internas. Esto explica por qué el tiempo es un factor clave en el tratamiento de las caries.  El grado de extensión y gravedad marcará por tanto el tratamiento de las caries.

Diferencias entre endodoncia y empaste

Los empastes o restauraciones, son la opción ideal cuando la caries se encuentra en su etapa más temprana. Este procedimiento consiste en retirar la caries presente en el diente y rellenar la cavidad con un relleno. Los rellenos están fabricados de diversos materiales siendo las resinas compuestas los más habituales.  Este tratamiento, no sólo permite devolverle al diente toda su funcionalidad, también, su apariencia y estética.

Cuando no se trata la caries a tiempo y la afección se encuentra en etapa avanzada: la pulpa o nervio del diente se inflama o se infecta como resultado de caries profundas, procedimientos dentales repetidos, coronas defectuosas…Es necesario efectuar el  tratamiento de endodoncia, en estos casos un simple empaste no es suficiente.

Este tratamiento consiste en extirpar el nervio del diente afectado por la caries para luego reconstruirlo. La endodoncia, pese al pensamiento habitual, no duele ya que se realiza con anestesia local para no sentir ninguna molestia.

¿Cuándo necesito una endodoncia?

Una endodoncia será necesaria cuando el diente se encuentre muy afectado. En este caso, el paciente notará una especial sensibilidad a los cambios de temperatura de alimentos fríos y calientesAdemás, se pueden dar otros síntomas como:  

  • Dolores espontáneos sobre todo por la noche y al masticar. 
  • El diente cambia de color. 
  • Inflamación de las encías. 
  • Mal sabor de boca o mal aliento.