La Navidad es sinónimo de comilonas, de dulces y, en resumidas cuentas, de excesos. Tanto es así que no resulta extraño acabar la temporada de fiestas con unos kilos de más o con algunas molestias estomacales. En el caso de nuestra salud bucal, está a menudo también se ve resentida.

Se acerca una época llena de celebraciones, festejos, comidas familiares y con amigos y, por supuesto, excesos en nuestra alimentación. Durante la Navidad tenemos la excusa de cambiar nuestra rutina y aumentar nuestro consumo de dulces y alcohol. Un hábito que, si no se tiene especial cuidado, puede desencadenar en problemas para nuestra salud bucal.

Consejos para cuidar la salud dental estas Navidades

  • Controla lo que comes

En estas fechas de comilonas excesivas, es importante controlar qué y cuánto se come. Por eso, siempre que te sea posible, trata de preparar recetas sanas. En cuanto a los dulces, ten en cuenta que el turrón duro es mejor que el blando o el de chocolate  y que los dulces blandos pueden favorecer los problemas de inflamación en tu boca.

  • No descuides tu higiene bucal

Aunque estés de vacaciones o comas o cenes fuera de casa, no debes descuidar tu higiene dental. Cepilla tus dientes después de cada comida y completa el cepillado con el uso de seda dental, en especial, antes de irte a la cama.

  • No te pases con el alcohol

A la hora de consumir alcohol, mi recomendación es que optes por el vino tinto en lugar del blanco, ya que tanto este último como el champán son más agresivos con el esmalte y el cemento de la raíz dental.

  • No fumes

Fumar es uno de los peores enemigos para tus dientes. En el caso de la salud bucal, el tabaco provoca pérdida de permeabilidad de las mucosas, lo cual disminuye el oxígeno de todo el tejido.

  • Cuidado con los alimentos duros

En Navidad, resulta habitual consumir alimentos muy duros, como es el caso del turrón o el marisco. Es importante que tengas cuidado a la hora de morder estos alimentos, evitando hacerlo con los dientes delanteros. Si llevas carillas o aparato, debes tener especial cuidado.

  • Limita el consumo de bebidas azucaradas

Consumir bebidas muy azucaradas es un hábito muy agresivo para los dientes. Por ello, es mejor que evites los refrescos carbonatados y los zumos ácidos. Todos estos líquidos descalcifican el esmalte de los dientes y provocan un desgaste prematuro, por lo que su consumo debe ser muy limitado.

 

No son pocas las personas que a principios de año visitan el dentista con problemas como las caries o algo peor. Por eso como odontóloga te recomiendo seguir los consejos que hemos comentado si quieres mantener una buena salud dental estas Navidades.